Un nuevo hecho en el que se ven involucrados ciudadanos venezolanos se presentó en la ciudad de Popayán, en esta oportunidad uno de estos ciudadanos rompió el vidrio de un bus de servicio público municipal.

El hecho que hasta el momento no cuenta con ningún pronunciamiento de las autoridades, ocurrió en a plena luz del día, donde el conductor del colectivo le reclamaba a un grupo de venezolanos por lo ocurrido.

En el vídeo, se puede observar que el venezolano le reclama al conductor que, "sino le meto la mano me mata a la niña", haciendo referencia a una bebe de meses que está siendo cargada en sus brazos.

Escena seguida, un transeúnte le reclama a uno de los venezolanos, y le dice que, "está es la mala imagen que ustedes están dando... Yo antes les ayudaba, pero ahora no".

El conductor, le manifiesta a los venezolanos que ellos deban andar por el anden y no por la calle, por donde pasan los carros.

De acuerdo con quien graba el vídeo, el hecho ocurrió al parecer porque los ciudadanos estaban pidiendo monedad y querían subirse al colectivo, lo cual no fue permitido por el conductor.

Así mismo, un ciudadano venezolanos, quien presenció los hechos, les recalcó que, "yo soy venezolano y trabajo en una buena empresa, y soy decente... Pero esto se llama ser marginal, disculpe que se los diga, pero yo no soy marginal como ustedes".