Gustavo Petro pone en su sitio a la periodista Vicky Dávila luego que esta lo tratara de hampón al abordar el tema de la militancia del senador de la Colombia Humana en el grupo armado M-19.

Antes, en un tono altamente estigmatizante, la periodista le preguntó al político sobre su supuesta relación con Nicolás Maduro y Hugo Chávez.

También, de forma inquisitiva, le preguntó sobre lo que pasaría con los bancos y los banqueros si él llegara al poder,  igualmente sobre el Eln y las disidencias de las Farc, sobre el video en el que se ve que le político de izquierda recibe unos fajos de billetes y sobre si entregaría el poder después de que eventualmente llegue a la presidencia.

Ante semejante encerrona, el senador dio las respectivas respuestas: “Me tienes de amigo de Maduro. Me tienes de expropiador. Me tienes de asesino de Mercado. Me tienes de auspiciador de la toma del Palacio de Justicia, porque fui del M-19”.

Después contraatacó con un señalamiento hacia ella: “No señora. Eso no es cierto. Usted está haciendo una estrategia de tipo electoral, que es precisamente causar miedo”.

Dávila lo confrontó y reiteró su afirmación. “Usted perteneció a un grupo delincuencial”.

Ante semejante señalamiento, Petro respondió diciendo que él estudió Derecho y asegurando que “la rebelión no es un delito común. Es un delito político”.

“Se tomaron el Palacio de Justicia y mataron gente”,  afirmó Dávila.

Petro respondió reclamándole que no hiciera parecer “lo que es una rebelión como si fuera un grupo de hampones. Lo que usted tenía en el M-19 eran políticos jóvenes”.

“No. Eran hampones”, dijo insistió la periodista. Ya en este punto, el ambiente de la entrevista comenzó a caldearse.

“No eran hampones. Eran rebeldes, revolucionarios”, respondió Petro.

“Sí eran hampones”, recalcó la periodista, con la técnica de la gota que empieza a horadar la piedra, buscando asesinar con la palabra al entrevistado,

“¿No les gustan los revolucionarios?”, preguntó Petro. “Díganlo. Pero digan cómo somos”.

“Eran hampones”, volvió a decir Dávila, acá inició el fin la entrevista estigmatizante.

“Bueno, Vicky, entonces usted no tiene por qué entrevistar a un hampón. La libero de esto”, dijo Petro, y pasó al cierre. “[…] Usted tiene que diferenciar qué es el derecho a rebelarse contra un Estado tiránico o la cofradía con el Estado para masacrar a la población. […] Y no lo ha entendido. Y yo no estoy al lado de Bolívar, pero soy de esa escuela. Otros están del lado de Hitler. No es similar Bolívar a Hitler, así hayan usado las armas. Porque Hitler es un hampón desde el Estado y Bolívar es un rebelde. Y una generación de colombianos fuimos rebeldes. Entonces no me diga hampón, porque no lo soy. Gracias, muy amable”.

Para Carlos Guerra, ex combatiente del M-19 y hoy uno de los empresarios de la educación en el Cauca, con esta entrevista quedó en evidencia que Vicky Dávila toma partido abiertamente por la derecha colombiana, usando para ello el periodismo.  

""Vicky Dávila es una periodista que siembra odio y muerte desde un micrófono, desde los medios, acá en el Cauca ya asesinaron a un ex militante del M-19, quien fue atacado sin misericordia incluso por periodistas hasta que todo terminó en su asesinato, acá matan con la palabra, eso ya está comprobado".