Yeifer Medina, el hijo de Ginebra, Valle, que murió el mortal ataque contra el líder social Edinson Murillo Ararat

Hay consternación en el municipio de Ginebra, Valle del Cauca, tras el asesinato del escolta de la Unidad Nacional de Protección, UNP, Yeifer Medina Chivata.

Yeifer Medina, el hijo de Ginebra, Valle, que murió el mortal ataque contra el líder social Edinson Murillo Ararat

Hay que recordar que este triste y lamentable hecho de sangre se presentó en la vereda Taminango del municipio de Santander de Quilichao, Cauca, donde hombres armados sin mediar palabra dispararon contra la humanidad de un líder social y este escolta. Ambos iban en motocicleta.

De acuerdo a lo que se estableció con las autoridades policiales de Santander de Quilichao, estas personas iban en su motocicleta de motocicleta marca bóxer, color negro, placa JIA60, cuando fueron atacados por estos desconocidos, quienes no les importó que algunas personas evidenciaran este cruel homicidio, y más aun de una persona que siempre veló por el bienestar de la sociedad.

En el lugar de los hechos tambió murió el escolta Yeifer Medina Chivata, un hombre de 37 años de edad, nacido en el municipio de Ginebra, residió en el corregimiento de Costa Rica, y actualmente vivía en el municipio de Guacarí, donde lamentablemente su familia lo espera para darle el último adiós.

Los seres queridos no comprenden por qué le quitaron la vida a este gran ser amado, que solo dedicaba su tiempo a prestarle seguridad a un líder social, y a velar por sus allegados a los que amaba.

De igual manera allí murió Edinson Murillo Ararat, de 45 años, líder social y quien pertenecía al consejo comunitario Cuenca del Río Cauca, desde hace varios años y pertenecía a la Guardia Cimarrona, donde hoy se pide justicia por la muerte de estos hombres, vilmente.
Traslado

Debido a la complejidad que hay en el territorio caucano, por la presencia de grupos armados, los cuerpos sin vida los tuvo que retirar de la zona el personal de una funeraria, la cual los llevó a medicina legal de Santander de Quilichao, donde se hizo el respetivo levantamiento a cadáver.

Indican las autoridades que Yeifer Medina, el escolta de la UNP, llevaba varios años en este grupo de protección del Estado Colombiano, que era una excelente persona, muy callado, y comprometido en su labor diaria, por lo que desde la Institución piden a las autoridades que se haga una investigación para que den con los responsables, de estos macabros hechos de sangre que hoy enluta a una familia vallecaucana y una familia de escoltas que también están en peligro todo el tiempo.