Momentos de terror vivieron los pobladores de la zona rural de Caloto, Cauca, por la guerra que libra el Ejército con las disidencias de las Farc.

Ayer, en las veredas El Placer, La Cuchilla y El Pedregal prácticamente  los habitantes se escondieron en sus casas por los ataques que los disidentes ejecutaron contra los soldados.

Según el Ejército, las acciones armadas fueron ejecutadas por las disidencias de las Farc, a través de la estructura Dagoberto Ramos Ortiz.

Los campesinos vivieron momentos de pánico por los sonidos de los disparos de fusil y los tatucos que lanzaron contra el Ejército.

Organizaciones sociales denunciaron no acataron la recomendación de sacar a los uniformados del Ejército para evitar riesgos a los civiles.

Mientras tanto, el brigadier general Marco Mayorga, comandante de la Tercera División, dijo que no hubo enfrentamientos, pues los individuos hostigaron, buscando respuesta de las tropas.